Alimenta tu paladar y tu cerebro en los Book café

08 Nov Alimenta tu paladar y tu cerebro en los Book café

Cuando hablamos de tomar un café de forma diferente podemos hacerlo en una de estas librerías en las que, además de leer, puedes tomarte un buen café. O también podemos hablar de cafeterías en las que puedes tomar café y además leer un libro. Sea como fuere, estamos hablando de un Book Café. Un lugar en el que alimentar al cerebro y al paladar no están reñidos.

Hoy día están muy de moda en prácticamente todas las ciudades europeas. Tanto es así que ya podemos encontrar guías para acudir a uno de estos Book Café dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos.

En cuanto a mobiliario y decoración, en este tipo de cafeterías suele ser bastante original, pues se buscan elementos que llamen la atención de los clientes potenciales. Mobiliario original para negocios originales, podríamos decir.

¿Qué es un Book Café?Cafetería

Un Book Café es un establecimiento, situado normalmente en el centro de la ciudad, donde se pueden leer y comprar libros al tiempo que nos tomamos un café. Además, los clientes pueden utilizar sus ordenadores, escoger entre cientos de libros, revistas y periódicos nacionales e internacionales.

Esta nueva forma de negocio viene de la necesidad de reinventarse de las librerías, pues se estaban quedando muy atrás debido al bajo consumo de libros a partir de la crisis económica.

Book Cafés en el centro de Sevilla

Los Book Café son tendencia. Son el reclamo de muchas personas amantes de la lectura, para poder leer de forma diferente.

Hasta no hace mucho tiempo, solamente acudíamos a las cafeterías a tomar café, permanecíamos allí poco tiempo y dejábamos el sitio libre. Ahora pasamos en estos lugares más tiempo que antes porque nos ofrecen un valor añadido, podemos combinar diversos servicios a la vez y elegir entre tantos de ellos. También utilizamos este tipo de establecimientos para reunirnos con amigos y charlar o para realizar cierto tipo de talleres.

Existen Book Café en el centro de las ciudades más emblemáticas. Ya hemos dicho que comienzan a encontrar hueco en las guías de viaje. Así, son muy recomendados por ejemplo, el Alexandra Bookcafé en Budapest, el Used Book Café de París o el Globe de Praga.

Pero no hace falta que salgamos de España, ni siquiera de Sevilla, para degustar un delicioso café acompañado de un libro. Además, ahora que Sevilla ha sido nombrada mejor lugar para visitar en 2018 por Lonely Planet, estamos seguros de que estos locales tendrán muchos visitantes en los próximos meses. Algunas de estas cafeterías tan peculiares en nuestra ciudad las podemos encontrar en la Alameda de Hércules, como la cafetería El viajero sedentario. Aquí, además de tomar café y leer un libro, puedes llevarte este último a casa en préstamo si te haces socio; también tenemos en Sevilla el local Caótica, con el mismo servicio de café y lectura. Ésta además incluye una tienda donde poder adquirir algunos de sus productos.

Mobiliario y decoración en un Book Café

Vamos a ver ahora cuál es el tipo de decoración y el mobiliario que utilizan estos negocios.

El diseño de estas cafeterías-librerías es muy variado. Se busca crear ambientes diferentes según cuál sea su cliente objetivo, ubicación, etc. Las encontramos que adaptan más el espacio a reuniones de amigos, charlas en grupos, etc. Y, por otro lado, tenemos otras más enfocadas a lectores que acuden solos, por lo que suelen ser espacios más íntimos con mobiliario pensados para personas solas o grupos muy reducidos.

En cualquier caso, tanto el diseño de la distribución del local como del mobiliario, estará enfocada a crear una atmósfera cultural y cosmopolita. Una buena idea es optar por utilizar un mobiliario vintage, con sillas o butacas cómodas y mesas bajas combinadas con estanterías de aire más antiguo o industrial.

Otra opción es crear un ambiente más sofisticado con un estilo clásico renovado y una decoración más homogénea, combinando colores claros con un mobiliario de tonos oscuros y algunos elementos más modernos.

Por lo general, se utilizan muebles de madera o acero para decorar el local, creando una estética parecida a la del salón de una casa para que el cliente sienta que aún no ha salido de allí. Por ello, también se utilizan espejos, sofás o algún cuadro a la hora de decorar este tipo de cafeterías. También podemos sacar de contexto los elementos, y utilizar los libros como un elemento más de decoración para llamar la atención del cliente desde la calle ¡Son miles los recursos decorativos que se nos ocurren!

No Comments

Post A Comment