Estilo barroco: el estilo que nunca se fue.

03 Feb Estilo barroco: el estilo que nunca se fue.

El siempre sorprendente estilo barroco

El estilo barroco lo vemos a nuestro alrededor muy a menudo, tanto mobiliario como en detalles decorativos. Esta corriente artística, nacida en Italia a finales del siglo XVI, tuvo su apogeo durante el siglo XVII. Dejó una importante huella en todas las disciplinas artísticas y hoy en día sigue inspirando a los creativos, ya que nunca se fue del todo.

Caracterizado por la majestuosidad y generosidad en curvas, relieves y decoración ostentosa, el estilo barroco aporta lujo, extravagancia, sofisticación y elegancia a la vez. Todas éstas son cualidades que uno busca para que su negocio resulte atractivo y envuelva a nuestro público.

Veamos los principales elementos en los que se basa este estilo, aplicables a la apertura de cualquier nuevo proyecto o si se quiere dar un toque glamuroso al negocio que ya tenemos.

Muebles y accesorios

Se caracterizan por muchas curvas; en él observamos relieves en bronce, oro o plata,  marquetería con motivos florales y decoración muy ostentosa. Principalmente en las patas de los muebles o reposabrazos de sillas y sillones, podemos ver los detalles más recargados.

Esos mismos detalles los observamos en los espejos, con impresionantes marcos dorados o plateados, usados de igual forma en los cuadros, aunque hoy en día, este estilo se acerca a los nuevos tiempos y los tallados se minimizan.

Tonalidades de color y telas

Tradicionalmente sobre tonos básicos claros, como blanco, beige, gris perla, etc, se han introducido elementos de colores más intensos, como el púrpura, el azul, el negro y principalmente el dorado y el plateado.

Cortinas y cojines con dibujos orientales y florales han sido fundamentales en este estilo, siendo la seda, el terciopelo y el tafetán las telas más utilizadas.

Pero hoy en día, además de los imprescindibles oro y plata, también se utilizan tonalidades muy vivas de cualquier color y textiles muy modernos. La decoración barroca también se tiende a combinar con otras líneas sencillas en tonos suaves, para crear contrastes y efectos ópticos, atractivos al público.

Suelo y paredes

En el estilo barroco se cuida al detalle la combinación de la elegancia de los muebles y los adornos, con la confortabilidad de suelos de madera, moqueta o con el uso de alfombras tipo persa.

Respecto a las paredes, se utilizan tonos básicos para pintura, paneles de madera, molduras recargadas, pero sobre todo se destaca el uso de papel pintado. Dibujos de flores, motivos orientales y detalles arabescos son los más utilizados, en molduras y papel-tapiz.

Iluminación

Una de las piezas estrella de este estilo decorativo es la lámpara de araña, realizadas con piezas de cristal, vidrio y metal, y que de nuevo son muy demandadas, para aportar elegancia, combinándola con otros estilos de decoración más sencillos.

Tampoco pueden faltar los candelabros, grandes y llamativos.

Si te decides por una decoración sorprendente sin abandonar cierto aire elegante, atrévete con el estilo barroco, que, ya ves, nunca se fue!!!

1Comment

Post A Comment