Heladerías abiertas todo el año

12 Dic Heladerías abiertas todo el año

Helados todo el año

Hace ya años que se rompió la tendencia a cerrar todas las heladerías en invierno; hoy en día muchas heladerías mantienen sus puertas abiertas durante todo el año.

 

Invierno +  helados

Este cambio en las heladerías ha sido progresivo, a medida que se han ido diluyendo muchos de los prejuicios atribuidos al helado. Sabemos hoy que son más los beneficios de comer helado que los aspectos negativos de hacerlo. Este conocimiento sobre las propiedades nutritivas positivas de los helados, ha sido aprovechado por estos negocios tradicionalmente estacionales, para ampliar su servicio y su oferta, por lo que hoy en día una heladería supone un negocio más rentable y menos estacional. Veamos qué aspectos se deben tener en cuenta para mejorar nuestra heladería, en relación al local elegido, la oferta, la decoración o el mobiliario.

Local elegido

La disminución del consumo de helado en los meses más fríos en comparación al verano existe, pero la diferencia cada vez es menor.

Generalmente, las heladerías no han requerido grandes espacios. Ha bastado con que hubiese el suficiente espacio para albergar la cola que se crea en épocas de calor, ya que ha sido un producto normalmente consumido sobre la marcha, mientras se camina. Pero al ampliar las épocas de apertura, se hace necesario un local mayor, para disponer de mesas y asientos  en zona interior o terraza.

Por ello es necesario que nuestra heladería se ubique en una zona donde se encuentre equilibrado el tránsito de personas con el espacio, para que nuestros clientes puedan disfrutar de su consumición de forma agradable.

Oferta de productos

La empresa heladera  ha ido evolucionando con los tiempos, manteniendo la calidad de lo artesanal y las propiedades nutricionales, pero ampliando los sabores y las texturas, haciéndolos apetecibles todo el año. Son muchísimas las posibilidades a la hora de elegir nuestro helado y las formas de consumirlo: tradicionales, yogures helados, cremosos, con ingredientes complementarios (cookies, siropes, frutos secos, gominolas, …), etc. Pero para las épocas invernales, la baja en las ventas se puede compensar con el aumento de los productos de cafetería, confitería y chocolatería: desde bebidas calientes, tostadas o dulces tradicionales, hasta tortitas americanas o gofres, que se aderezan con chocolate caliente en las tardes más frías del invierno. La diversificación en la oferta, puede ayudar a mantenerla abierta durante todo el año.

Mobiliario

En una heladería, el mueble protagonista es la vitrina refrigerada, que debe ser lo bastante larga y ancha para que permita mostrar todos nuestros sabores.

Serán imprescindibles también un buen mostrador para el cobro de los productos y una barra que nos permita servir el resto de productos ofertados, creando con la disposición del mobiliario, la ruta a seguir por el cliente para evitar la aglomeración frente a la vitrina. Si disponemos de un salón de mesas y sillas o de terraza, esta deberá ser lo suficientemente funcional, para que el cliente se encuentre a gusto tanto en invierno (en el interior o en terraza cubierta y acondicionada) como en verano.

Decoración

La forma más práctica para decorar nuestra heladería para todo el año, es seleccionando diseños lo más neutros posibles, que no resulten demasiado cálidos ni demasiado fríos, en torno a una temática que elijas y que te identifique. Es muy importante una buena elección de la imagen corporativa.

Una buena apuesta es la elección del predominio del blanco, ya que recuerda a la nieve, la nata, la leche…y sobre el que siempre resaltarán los colores de los helados. Se recomienda el uso de accesorios decorativos (vinilos, carteles, textiles, etc), con el uso de mucho color, ya sean pasteles o vivos.

La opción contraria, el negro, es más arriesgada, pero proporciona un toque de elegancia, distinción, misterio…, en el que resaltarán de igual forma los colores vivos de nuestros helados y productos complementarios (Visita nuestro blog sobre el uso de los colores).  Se recomienda el contraste con accesorios decorativos metálicos (dorados o plateados), así como cristal, y el blanco en cartelería.

También se puede optar por diferenciar con nuestros accesorios decorativos las épocas más señaladas. Siempre es recomendable una renovación en la decoración de nuestro local, por lo que puede resultar muy atractivo añadir o sustituir algunos detalles decorativos por otros: por ejemplo en la época de Navidad se pueden acudir a colores verdes y rojos, que dan calidez y ambiente navideños al negocio, o bien al blanco puro con mucha luz, que transmite la paz y la esperanza que se espera en esos señalados días.

Decora, celebra y proporciona a tu clientela ricos productos en tu heladería abierta durante todo el año!.

No Comments

Post A Comment