Merchandising: zonas calientes y frías en tu tienda de ropa

21 Jul Merchandising: zonas calientes y frías en tu tienda de ropa

Hace ahora un año que el sector de la moda y complementos comenzó a repuntar en España. Y, por primera vez desde el inicio de la crisis, los datos hablan de más aperturas que cierres de negocios de moda. Y cuando se abren tantas tiendas de ropa nuevas, y más gracias a las posibilidades de mobiliario económico y con cierto diseño que ofrece actualmente el mercado, son muchos los emprendedores que caen en la tentación de diseñar y amueblar su tienda de forma low cost y pensando más en su gusto personal que en el éxito de su negocio. Si sólo quieres tener una tienda muy bonita o reutilizar los muebles de tu salón, ¡adelante! Pero si además quieres que tu negocio tenga éxito te hablamos de una palabra -que aunque pueda sonarte a chapa de publicidad- debe redundar en tu mente de forma insistente: MERCHANDISING.

Cuando hablamos de merchandising en una tienda de moda podemos decir que uno de los aspectos más importantes es identificar las zonas calientes y las zonas frías de nuestro negocio. Gracias al conocimiento de estas zonas le sacaremos partido al establecimiento, colocando cada artículo en el lugar más adecuado.

Aplicar con sentido técnicas de merchandising favorecerá la optimización y el aprovechamiento del local comercial, ya que tratará de dirigir al cliente a todas las zonas del lugar de venta.

 

Zonas calientes y frías en una tienda de moda

Los establecimientos están divididos en dos zonas de venta principales, las cuales hay que saber rentabilizar al máximo, sin dejar espacio a la improvisación y ofreciéndole al cliente todo lo que podamos permitirnos. De este modo, según los principios de merchandising, en el punto de venta diferenciamos zonas calientes y zonas frías:

  • Zonas calientes: son las zonas más visitadas por los clientes y las que acumulan la mayoría de las ventas. Suelen estar situadas al lado de los probadores, en la entrada y al lado de la caja. En las zonas calientes son los lugares donde colocar productos nuevos, de lanzamiento y algunos de mayor consumo, reservando la mayoría de estos últimos para las zonas frías. Además, son las zonas donde se ubican las promociones.

 

  • Zonas frías: son las zonas de menor circulación de clientes, debido a que se encuentran detrás de columnas, rincones, esquinas o al fondo del establecimiento. En las zonas frías se colocan productos de mayor consumo, bisutería, gafas de sol y otros artículos, se incluye iluminación y decoración llamativa.

 

La mayoría de clientes de una tienda de moda solamente recorre las zonas calientes, por lo que se estaría desaprovechando una parte del local. Por ello, es esencial transformar las zonas frías en calientes. Para conseguirlo hay que intentar situar la entrada a la derecha, evitar obstáculos, reforzar las zonas frías, tener la tienda ordenada, mejorar la señalización y si dispones de dos puertas, usar una como entrada y otra como salida. De esta forma, el cliente hará el recorrido que deseas y pasará por todas las zonas.

Arquitectura de tu retail

No menos importante es tener en cuenta el cuidado de la arquitectura interior y exterior de la tienda de moda, pues es lo que tiene en la mente el cliente cuando piensa en ella. Por ello, es primordial la presentación de un escaparate que capte la atención del cliente para conseguir que entre en el establecimiento y recorra todas las zonas.

Además, la arquitectura interior también es valorada por el cliente, por lo que debe ser cuidada y un lugar de fácil acceso.

Más claves sobre Merchandising, ¿dónde ubicamos la caja?

Otro elemento de merchandising en la zona caliente de la tienda es la caja para realizar el pago de los productos. Como hemos mencionado, suele estar en la zona caliente, entrando a la izquierda.

 

Por otro lado, alrededor de la caja se colocan productos de compra por impulso, pues es el último lugar por el que pasa el cliente antes de abandonar el establecimiento.

También es importante tener ordenado este espacio para evitar una mala visión de los productos que se encuentran cerca de la misma.

 

Importancia de los pasillos en las diferentes zonas

Los diferentes tipos de pasillos existentes en un establecimiento son un elemento más de merchandising para conectar zonas calientes y frías. Hay que tener en cuenta su anchura, la cual no debe ser excesiva ni tampoco muy pequeña. En el primer caso restamos rentabilidad al espacio; y en el segundo hacemos que el cliente no se sienta suficientemente cómodo. Hablemos con un poco más de detalle de los tipos de pasillo:

  • Pasillos de aspiración: se trata de los pasillos más anchos y largos del establecimiento, cuya misión es la de dirigir psicológicamente al consumidor de la zona caliente hasta la zona fría.

 

  • Pasillos principales: permiten que los clientes circulen con fluidez en el interior de la tienda, manteniéndolos señalizados. Pueden sustituir a los pasillos de aspiración y acción.

 

  • Pasillos de acción: son también llamados pasillos transversales o normales, pues se ubican de forma transversal a los pasillos principales. Son los pasillos más cortos y los cuales facilitan que el cliente realice sus compras de forma cómoda.

 

Esperamos que este artículo pueda ayudarte si estás diseñando o equipando tu tienda de ropa y complementos. Son muchos los factores a tener en cuenta, pero comienza quedándote con estas ideas. Conocer cuáles son las zonas calientes y frías de tu establecimiento es vital para rentabilizarlo al máximo y colocar cada producto en el sitio apropiado. Si no lo tienes muy claro, te recomendamos confiar en profesionales que puedan asesorarte. Te aseguramos que este es un aspecto que debes cuidar tanto como el producto que vas a ofrecer, pues de él depende en buena parte el éxito de tu negocio.

1Comment
  • Cómo distribuir un local en un centro comercial | Equipamientos Rocar
    Posted at 09:32h, 04 diciembre

    […] Una vez dentro del local nos encontramos en la zona de acceso. Esta debe ser lo más amplia posible para evitar congestiones en la entrada a la tienda que puedan disuadir al cliente de avanzar hacia adentro. Y no podemos olvidarnos, por supuesto, de colocar una mesa central o isla para colocar productos destacados. Os recomendamos además leer este otro post donde hablábamos de merchandising y zonas frías y calientes. […]

Post A Comment